Cómo optimizar tu marca en 5 pasos

5 pasos para optimizar marca - Hack Branding

Esto me ha pasado muchas veces: defino claramente el nombre de la marca y cómo será, y con el paso de los días y las semanas, todo aquello que tenía sentido en un inicio se va desdibujando.

Para que una marca funcione hay que dedicarle tiempo constantemente, hay que ir optimizándola.

Sucede lo mismo con un coche: al principio es nuevecito, huele a nuevo, lleva todos los extras y todo funciona. Con el paso del tiempo, desaparece la emoción por ser “nuevo” y empezamos a prestarle menos atención, a no llevarlo siempre limpio… y es entonces cuando empieza a funcionar mal.

La marca es el estandarte de tu negocio: es lo primero que se ve y, más importante, lo primero que se siente. ¿Qué imagen estamos dando si aparece de una forma en Twitter y de otra en Facebook? ¿Y cuando comunicamos mensajes distintos?

Sigue estos 5 pasos y optimiza tu marca. Hazlo incluso si crees que está PERFECTA, porque estoy convencida de que encontrarás algo que no funciona como debería.

Paso 1: objetivo y foco

Es muy fácil que con el día a día olvidemos por qué hacemos lo que hacemos. Puede parecer absurdo, pero el día a día tiene tantas cosas que cada día nos desvía un poco del objetivo real.

Acción

Tómate tu tiempo para contestar a estas preguntas. Contesta sinceramente dedicándoles unos minutos:

  1. ¿Tienes claro el objetivo REAL de tu negocio?
  2. ¿Sabes exactamente a quién te diriges? (Nota: no vale decir “a emprendedores” y quedarse tan ancho. Lee sobre las buyer personas aquí).
  3. ¿TODAS las acciones que has realizado hoy están encaminadas a conseguirlo? ¿Cuales sí y cuales no?

Paso 2: página web

En un mundo tan digital como el actual, la página web (y no tus redes sociales) son las que definen qué percibe tu público objetivo.

La web es tu casa, tu plataforma, y debe mostrar exactamente todo lo que has definido en el paso 1. Las redes sociales sirven para ayudar a transmitirlo, pero no olvides que estás jugando en un campo ajeno (Facebook y Twitter no son tuyos y no puedes controlar al 100% cómo se muestra tu información o un cambio de algoritmos).

Acción

Envíale el siguiente e-mail a un amigo o familiar. Si puede ser, que forme parte del público objetivo al que se dirige tu empresa. Su visión te ayudará a ver lo que tú no ves por estar demasiado metido en ello:

¡Hola NOMBRE!

¿Cómo va?
Sé que seguramente estarás ocupado/a, pero quería preguntarte si puedes prestarme 5 minutos de tu tiempo.

Estoy trabajando en la página web de NOMBRE NEGOCIO (DIRECCIÓN WEB) para optimizarla y me he dado cuenta de que al verla cada día, no soy capaz de ver las cosas con perspectiva. ¿Podrías echarle un ojo por mi?

Son sólo 5 preguntas:

1.- Cuando llegas por primera vez a la web, ¿puedes decir claramente qué hago?

2.- ¿Podrías decir a quién consideras que me dirijo?

3.- ¿Crees que la navegación es clara?

4.- ¿Puedes encontrar fácilmente cómo darte de alta en la lista de suscriptores?

5.- ¿La web se ve perfectamente en cualquier móvil o tablet?

¡Gracias por tu ayuda! :)

FIRMA

Comprueba en cuantos pasos te han dicho que “sí” y calcula si te acercas a un 5/5. Si no llegas a la puntuación máxima, ya sabes por dónde debes empezar a optimizar la web :)

Paso 3: identidad visual

Si tienes formación en diseño es posible que lo que se describe en este punto te parezca obvio, pero te aseguro que es en la identidad visual donde se producen los mayores errores.

La única manera de transmitir correctamente los valores de la marca es con las tipografías, paleta cromática, tipo de fotografías, copywriting, etc. Si alguno de ellos está desviado, cambiará completamente la percepción.

Fíjate, por ejemplo, en la web de Apple:

Tipografía Apple - Hack Branding

Es una marca que se relaciona con el diseño minimalista, el cuidado al detalle… ¿percibirías todo esto si la web fuera así? Date cuenta que no se trata de un cambio exagerado, “sólo” he cambiado el estilo de las fotografías y una tipografía serif por una sans serif.

Tipografía Apple - Hack Branding

Un pequeño cambio en estos aspectos cambia toda la percepción. A ver a quién convencerían ahora de sus valores de esta manera.

Acciones

  1. Cuenta cuantas tipografías utilizas (el máximo recomendado son dos) y si aparecen igual en la web y en las imágenes que creas para las redes sociales. Si no es así, establece cual de las dos utilizarás en titulares y cual en los cuerpos de textos. Y cíñete a ello.
  2. Concreta tu paleta de colores. Tu gama cromática debería ser consistente y mantenerse en 2-3 colores como mucho (admitiendo toda la gradación entre ellos). Por ejemplo, no uses un texto en rojo para destacar algo en la web y que después este texto aparezca en otro color en las redes sociales.
  3. Comprueba que las imágenes tienen sentido. ¿Son de stock? ¿Tienen el mismo estilo? Si siempre usas imágenes minimalistas y claras, nunca uses imágenes que estén “llenas” de objetos y tengan una luz más oscura. Romperás la coherencia.

Paso 4: consumidor ideal

En un artículo anterior hablamos de cómo crear una marca y cómo tenía que ser el público objetivo al que te dirigías (las buyer personas).

Este es uno de los puntos esenciales de cualquier marca: si no conoces per-fec-ta-men-te a quién te diriges, mejor para y no hagas nada más hasta que no lo tengas claro, porque estás tirando tiempo y recursos sin obtener un beneficio real.

¿Le estás hablando a alguien que te escucha? ¿Le interesa lo que dices? ¿Le resuelves algún problema? ¿Sí? ¿Seguro?

Acciones

  1. Conócete a ti mismo: escribe qué producto o servicio ofreces y que pain pont (punto doloroso) o necesidad resuelves. También, define qué te hace único (es decir, por qué deberían escucharte a ti y no a la competencia).
  2. Define quién lo usará: escribe, al lado, qué tipo de persona puede necesitas el producto o servicio que ofreces y por qué lo necesita. Trata de construir un perfil de una persona real y no te quedes en definiciones sociodemográficas del estilo “mujer de 35 años, con 1.2 hijos, estudios superiores y empleo a media jornada”. Escribe cómo son, como es su día a día, etc.
  3. Comprueba que en todos los textos de tus acciones de comunicación queda claro qué resuelves y a quién. Lee cada frase y asegúrate que está escrita para la persona que hayas definido en el punto 2.

Paso 5: reafirma tu autoridad y visibilidad

Más que un punto que optimizar, es un “extra” muy a tener en cuenta. Estamos viviendo en un mundo muy saturado en el que es extremadamente difícil hacer algo que te haga resaltar encima de los demás.

Plantéate si sería hora de organizar un taller dirigido a tu público objetivo (por ejemplo, que mostrase cómo tu producto o servicio les resuelve un problema), un podcast online con contenido que les interese, webinars, etc.

Ahora te toca mover ficha

Está muy bien leer este tipo de artículos, pero si no te mueves DE VERDAD, tu marca no mejorará.

Verás que si lo aplicas, en muy poco tiempo verás en qué estabas comenzando a desviarte y podrás ver como arreglarlo.

Hazlo antes de que sea demasiado tarde :(



Deja un comentario

Nombre*

E-mail*

Web

Comentario*